Header Ad

Categories

Most Popular

El Rafita: líder de una banda hiperactiva de aluniceros y uno de los asesinos de Sandra Palo

Ha vuelto a suceder. La Guardia Civil detuvo ayer al peligroso delincuente apodado el Rafita y a su banda de hiperactivos aluniceros acusados de perpetrar más de una veintena de robos en negocios de hostelería y restauración de Madrid. En la llamada operación Cerbero Hostelero, el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid desarticuló esta organización especializada en la sustracción de vehículos y posterior asalto de locales mediante el alunizaje y la maza.

El líder de la banda, Rafael García Fernández, es un viejo conocido de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la incógnita está ahora en cuánto tiempo tardará en volver a pisar la calle. El Rafita suma ya más de una veintena de antecedentes policiales (17 de ellos, en demarcación del CNP) desde que, hace ahora 18 años, participara en la detención ilegal, violación múltiple y asesinato de Sandra, a la que quemaron viva, la madrugada del 17 de mayo de 2003. Apenas cumplió cuatro años de internamiento en un centro de menores, al contar con 14 años en el momento del vil crimen. Salió a la calle, pese al criterio contrario de los peritos, y, como era previsible, siguió delinquiendo. Hasta convertirse en el epítome de la incapacidad de reinserción de determinados criminales, sobre todo muchos de los que tienen antecedentes por delitos sexuales y de sangre. Ya ha pasado varias veces por prisión.

La familia de Sandra Palo es la que más tiempo lleva peleando por el endurecimiento de las penas para estos sujetos y, ahora, por el mantenimiento de la prisión permanente revisable en nuestro país.

«Los carroñeros»
El Rafita y su familia ya se vieron involucrados en 2011 en la llamada operación Ceniza, de robo de vehículos. También se les investigó en el marco de la operación Mecano, prácticamente un calco de la anterior: desde la Cañada Real, escondrijo de los Fernández García (o al revés, porque el asesino de Sandra se ha cambiado el orden de sus apellidos en un vano intento por pasar desapercibido), controlaban el negocio del robo y despiece de vehículos. Era tal el ritmo de su actividad criminal (podían desguazar un coche en apenas una hora), que los agentes les apodaron ‘Los Carroñeros’.

Dentro del reparto de tareas, el Rafita se encargaba de esto último, precisaron en su momento los responsables de la investigación de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que contaron con la colaboración de la Policía Municipal. En el arresto de 2018, contaba con una orden de busca y captura policial y en el marco del caso fueron detenidos también sus hermanos Eduardo, Ricardo y Daniel, además de otras 27 personas, entre quienes hay más familiares de este clan de mercheros, algunos de cerca de 80 años.

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies