Header Ad

Categories

Most Popular

Hostal Los Arcos, un negocio familiar con más de treinta años de historia en Almonacid de Zorita

/COMUNICAE/

Levantado por la familia de Antonio Gimeno, y actualmente regentado por sus hijos, Álvaro y Ana, el Hostal Los Arcos, continúa dando servicio a los clientes de la comarca en tiempos difíciles


Fue en la década de los sesenta cuando Antonio Gimeno llegó a Almonacid de Zorita, para pasar dos semanas en la Urbanización Nueva Sierra. Terminó echando raíces en La Alcarria. Fue el metre de La Hípica. Y posteriormente compró El cortijo. Después regentó al Hípica y, por fin, en 1987, levantó el proyecto de vida de una familia, con la construcción del actual negocio familiar: El Hostal Los Arcos.

Nacido para dar servicio a los trabajadores de la central nuclear de Zorita, el negocio se ha adaptado a los cambios a medida que ha pasado el tiempo. Y aunque las circunstancias se lo han puesto difícil a la hostelería de la comarca, no solo por la pandemia sino también por la despoblación, la familia de Antonio Gimeno sigue trabajando con ilusión para dar servicio a sus clientes, muchos de ellos, diferentes generaciones de las mismas familias.

El Hostal Los Arcos dispone de 20 habitaciones dobles, y amplios comedores, en los más de 800 m2 de un edificio, que durante años fue el referente de los trabajadores de Zorita. Entonces, la plantilla de Los Arcos llego a ser de 12 e incluso 15 personas, que cubrían 3 turnos de comidas. Hoy en día, el negocio emplea a tres personas. Aun así, sus propietarios abren cada día con la misma ilusión y compromiso. Su menú del día tiene una bien ganada fama local, con 3 primeros, 3 segundos y postres caseros, al precio de 10 euros. Se puede pedir cada día de la semana, incluso los sábados y los domingos.

La especialidad de la cocina del Hostal Los Arcos son los productos de la tierra, como el cordero asado, carrillada, mollejas, costillas al horno o paella. Estas son sólo algunos de los platos que forman parte de un menú, siempre casero, de cocina de toda la vida.

Álvaro Gimeno y su hermana Ana han nacido y se han criado en Almonacid, y por supuesto, continúan con un negocio familiar que sus padres levantaron con tanto esfuerzo y sacrificio. Aunque las circunstancias han cambiado debido al cierre de la central nuclear, el potencial turístico de Almonacid, y en general de La Alcarria, les hace mantener la ilusión.

“La interesante oferta cultural de Almonacid, con el Museo de Cela como emblema principal, o la práctica de deportes al aire libre para todos los públicos, incluidas las rutas de senderismo, la pesca deportiva o la práctica de escalada, son algunas de las razones por las que hay que venir a visitar Almonacid”, afirma Álvaro.

El entorno natural de la comarca es realmente bonito, “pero injustamente poco conocido”, añade Álvaro. La Urbanización Nueva Sierra, el Club Náutico o La Playa, “son todo un lujo”, pero además, Almonacid cuenta con espacios para disfrutar de la naturaleza “como el merendero de la Fuente Vieja o La Fuente de la Cueva”. Y no se puede hablar de Almonacid sin hacer mención a la Virgen de la Luz, “es pequeña, pero preciosa, y todo el pueblo le tiene una gran devoción”, asegura.

Según el hostelero, hay muchos motivos para visitar Almonacid, y “desde la Hostal Los Arcos, invitamos a todos a descubrir de una zona preciosa en la que disfrutar de la cultura, la naturaleza y sobre todo de una excelente gastronomía”, termina Álvaro.

Vídeos
Hostal Los Arcos, un negocio familiar con más de treinta años de historia en Almonacid de Zorita

Fuente Comunicae

¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies