Header Ad

Categories

Most Popular

Las fotos históricas del agua que cambió Madrid

2 minutos de lectura para este artículo

El galés Charles Clifford, uno de los pioneros de la fotografía en España, tuvo durante muchos años estudio en Madrid. Concretamente, en las calles de la Montera primero, de la carrera de San Jerónimo más tarde, y finalmente en la Puerta del Sol. Fotógrafo de la reina Isabel II, sus ojos fueron testigos de la transformación de una ciudad que se quedaba atrás y logró, a través entre otras cosas de la enorme obra de ingeniería del Canal de Isabel II, volver a coger el tren de la modernidad.

Sus imágenes sirven hoy para ayudarnos a entender cómo cambió la capital: las fotografías de la exposición ‘Cuando el agua transformó Madrid’ permiten apreciar cómo era aún el Madrid de Carlos III y en qué se convirtió en la época de Isabel II. Incluso unos códigos QR permiten al visitante comprobar lo que era y lo que es de cada rincón fotografiado.

La muestra, que presenta el día 2 la consejera de Medio Ambiente y presidenta del Canal, Paloma Martín, sirve además para resucitar las instalaciones de la Fundación Canal en su espacio de la calle de Mateo Inurria tras el parón de la pandemia. Allí podrán verse, entre el 3 de noviembre y el 13 de febrero de 2022, más de cien fotografías que recogen el proceso de construcción del Canal de Isabel II, hace 170 años.

Comisariada por Javier Ortiz-Echagüe, la exposición enseña la restauración de edificios como el Museo del Prado o el Observatorio Astronómico, de Juan de Villanueva, que quedaron muy dañados tras la Guerra de la Independencia y fueron intervenidos por el arquitecto Narciso Pascual y Colomer. El mismo que diseñó el Palacio de Las Cortes, o la Plaza de Oriente. Imágenes de una Puerta del Sol que comienza a enseñar su rostro más actual, de la mano del ingeniero Lucio del Valle; el mismo que dirigió las obras del Canal.

Préstamos
Las fotografías que se exponen provienen de préstamos de instituciones como Patrimonio Nacional, la Biblioteca Nacional, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo Universidad de Navarra, el Museo de Historia de Madrid y numerosos coleccionistas privados.

La muestra, de entrada libre, está articulada en cuatro secciones. La primera se titula ‘Los placeres de la fotografía’, y muestra la evolución de este arte que casi comenzaba en esos momentos. La segunda es ‘El viejo y el nuevo Madrid’, y en él se pueden apreciar las transformaciones experimentadas por la capital en aquellos años, y compararlas con el estado actual de muchos de los espacios allí reflejados.

Una tercera sección se titula ‘Al servicio de la monarquía’, y da entrada a las imágenes del Clifford retratista de Corte, con interesantes imágenes de personajes de la época. Por último, hay una cuarta sección bajo el nombre de ‘La construcción del Canal de Isabel II: una obra digna de romanos’. En ella, figuran muchas de las imágenes que el fotógrafo galés fue tomando a medida que avanzaba el proceso constructivo, tanto en el origen de la venida de agua, en el Pontón de la Oliva, como en su camino hacia la ciudad.

Sin que falte, como no podía ser de otro modo, la icónica imagen del gran géiser de agua en que desembocó esa corriente que llegó a Madrid tras recorrer más de 70 kilómetros desde la sierra. Era el 24 de junio de 1848, a las ocho y media de la tarde, en la calle ancha de San Bernardo. Y dicen las crónicas que la fuente subió hasta los 30 metros de altura, y que se la comparaba con «un río puesto en pie».

¿Te ha gustado este artículo?
¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies