Header Ad

Categories

Most Popular

¿Reservar viajes en una agencia o en Internet? Pros y contras, por ARANTRAVEL

/COMUNICAE/

Internet también ha revolucionado el mundo de los viajes y cada vez se multiplican más las plataformas online que permiten reservar vuelos, alojamientos, alquiler de coches, etc., permitiendo un importante ahorro


En el pasado, la gente solía confiar en una agencia de viajes para casi todos los viajes, cercanos o lejanos, y hoy en día, aunque las propias agencias de viajes han evolucionado y muchas de ellas operan en Internet, todavía hay una buena parte de viajeros que prefieren confiar en ellas para planificar unas vacaciones.

¿Es una simple nostalgia de tiempos pasados o es mejor reservar con una agencia?

¿Y en qué casos es mejor recurrir a Internet?

Ventajas de reservar con una agencia
Las historias de viajeros engañados por agencias a menudo inexistentes o poco competentes han empujado a un número aún mayor de turistas a recurrir a Internet, pero no hay que generalizar: hay agencias serias, sólo hay que saber elegir con cuidado, tal vez leyendo las opiniones de los clientes que ya han utilizado los servicios de una determinada agencia.

A continuación, se disipará un tópico: se dice que reservando por Internet se ahorra dinero, ciertamente, esto puede ocurrir muchas veces, pero no siempre.

Gracias a sus asociaciones con hoteles, compañías aéreas y operadores turísticos, las agencias lanzan ofertas especiales con antelación en comparación con Internet y a menudo las tarifas son incluso mejores, ya que, si el precio online puede cambiar de un día para otro, la agencia se basa a veces en contratos más o menos fijos y por lo tanto el precio permanece casi inalterado.

Y el ahorro también es de tiempo: organizar un viaje requiere, de hecho, una cierta planificación y, según el tipo de vacaciones, es posible que haya que dedicar varias horas a navegar por Internet consultando portales de reservas, sitios turísticos y redes sociales en busca de las mejores ofertas de hoteles, vuelos, coches, excursiones, escapadas rurales: el deseado contacto con la naturaleza, etc., sobre todo si hay que reservar un itinerario más complicado con más destinos o si se necesita viajar para mudarse a otro país.

Por lo tanto, el agente de viajes se encarga de la investigación y con una diferencia sustancial: conoce el lugar que debe aconsejar y vender. Así, saben qué aeropuertos están más cerca del centro, qué medios de transporte utilizar para llegar al hotel, qué atracciones merece la pena visitar según sus gustos y el tipo de vacaciones que se desean.

Y las tareas de la agencia van más allá de la simple reserva: se encargarán de todos los trámites relacionados con el visado cuando sea necesario, si hay que ponerse vacunas, asesorando sobre los posibles riesgos sanitarios y de seguridad en el país de destino.

Y, en este sentido, aunque viajar hoy en día sea mucho más fácil y rápido, siempre pueden surgir imprevistos o accidentes y, en estas situaciones, lo que marca la diferencia entre Internet y una agencia es la asistencia y la experiencia de esta última a la hora de resolver con prontitud cualquier problema, ya sea un vuelo retrasado o cancelado o un accidente más grave. Muchos viajeros no están preparados para afrontar los imprevistos y, en muchos casos, ni siquiera se molestan en contratar un seguro.

Si se reserva a través de una agencia, no sólo se compra un seguro con su paquete, sino que la propia agencia está obligada por ley a asistir a sus clientes hasta que regresen a casa, y en cualquier caso la asistencia se presta también con el objetivo de fidelizar al cliente y atraerlo para que vuelva a reservar. Incluso ofrecen consejos esenciales para mantener la casa segura en vacaciones.

Así pues, la elección de la agencia es esencial cuando se viaja en grupo, ya que la agencia no sólo puede reservar todas las plazas necesarias en el mismo vuelo, al mismo precio e incluso cerca, sino que a menudo utiliza guías o animadores turísticos in situ que pueden acompañar en las distintas excursiones y estarán a disposición para cualquier información o problema que pueda surgir. Esto es muy útil si, por ejemplo, no se habla bien el idioma local o el inglés o si ninguno de los participantes conoce el lugar.

Ventajas de reservar por Internet
Redes sociales y marketing turístico: una combinación en el paraíso digital.

Si se tiene que reservar un simple viaje individual para una o dos personas, Internet puede ser una solución ventajosa para quienes quieran ahorrar dinero.

Esto se debe principalmente a que en la red la oferta es sin duda más amplia e incluye albergues, hoteles, operadores turísticos y empresas de bajo coste con las que la agencia no trabaja y, por tanto, no propone.

En general se tiene mucha más flexibilidad porque reservando con agencias de viajes tienes una política de cancelación mucho más rígida y restringida en comparación con las reservas hechas directamente con hoteles o empresas.

Consultor de viajes online
Aunque la amplia y variada oferta de Internet puede satisfacer los gustos y necesidades de cada viajero, también puede crear cierta confusión.

La competencia en la red es realmente mucha y esto empuja a los operadores a centrarse en las ofertas que son siempre mejores o que parecen mejores en apariencia.

Hacer malabares en este gigantesco panorama es a veces difícil y por eso han aparecido nuevas figuras, como la del consultor de viajes online, que se apoya en las agencias o turoperadores para la venta de paquetes, pero ofrece un servicio más personalizado.

En realidad, se trata de una evolución de la agencia de viajes, que opera online y ayuda a comprender si el destino es adecuado y realiza toda la búsqueda de paquetes y ofertas que mejor se adapten a las necesidades.

Elegir la agencia adecuada
Para saber si debe confiar o no en una determinada agencia o agente de viajes, hay que hacer el mayor número posible de preguntas: si el agente es competente, dará una respuesta clara y precisa a cada una de ellas.

La primera tarea de cualquier agente de viajes es ser capaz de entender qué tipo de cliente tiene delante, por tanto, qué tipo de experiencia de viaje es la más adecuada, y en consecuencia ser capaz de recomendar la mejor solución.

También debe ser honesto sobre la elección del destino, sugiriendo por ejemplo cambiarlo si no se ajusta a las expectativas del viajero. Pero, por otro lado, el agente también debe estar abierto a sugerencias.

“Antes de confiar en una agencia de viajes, hay que informarse de las tarifas de los vuelos o los hoteles en un destino concreto, para saber si los precios que ofrece la agencia se ajustan a los del mercado y si son más o menos ventajosos”.

Fuente Comunicae

¿Reservar viajes en una agencia o en Internet? Pros y contras, por ARANTRAVEL

/COMUNICAE/

Internet también ha revolucionado el mundo de los viajes y cada vez se multiplican más las plataformas online que permiten reservar vuelos, alojamientos, alquiler de coches, etc., permitiendo un importante ahorro


En el pasado, la gente solía confiar en una agencia de viajes para casi todos los viajes, cercanos o lejanos, y hoy en día, aunque las propias agencias de viajes han evolucionado y muchas de ellas operan en Internet, todavía hay una buena parte de viajeros que prefieren confiar en ellas para planificar unas vacaciones.

¿Es una simple nostalgia de tiempos pasados o es mejor reservar con una agencia?

¿Y en qué casos es mejor recurrir a Internet?

Ventajas de reservar con una agencia
Las historias de viajeros engañados por agencias a menudo inexistentes o poco competentes han empujado a un número aún mayor de turistas a recurrir a Internet, pero no hay que generalizar: hay agencias serias, sólo hay que saber elegir con cuidado, tal vez leyendo las opiniones de los clientes que ya han utilizado los servicios de una determinada agencia.

A continuación, se disipará un tópico: se dice que reservando por Internet se ahorra dinero, ciertamente, esto puede ocurrir muchas veces, pero no siempre.

Gracias a sus asociaciones con hoteles, compañías aéreas y operadores turísticos, las agencias lanzan ofertas especiales con antelación en comparación con Internet y a menudo las tarifas son incluso mejores, ya que, si el precio online puede cambiar de un día para otro, la agencia se basa a veces en contratos más o menos fijos y por lo tanto el precio permanece casi inalterado.

Y el ahorro también es de tiempo: organizar un viaje requiere, de hecho, una cierta planificación y, según el tipo de vacaciones, es posible que haya que dedicar varias horas a navegar por Internet consultando portales de reservas, sitios turísticos y redes sociales en busca de las mejores ofertas de hoteles, vuelos, coches, excursiones, escapadas rurales: el deseado contacto con la naturaleza, etc., sobre todo si hay que reservar un itinerario más complicado con más destinos o si se necesita viajar para mudarse a otro país.

Por lo tanto, el agente de viajes se encarga de la investigación y con una diferencia sustancial: conoce el lugar que debe aconsejar y vender. Así, saben qué aeropuertos están más cerca del centro, qué medios de transporte utilizar para llegar al hotel, qué atracciones merece la pena visitar según sus gustos y el tipo de vacaciones que se desean.

Y las tareas de la agencia van más allá de la simple reserva: se encargarán de todos los trámites relacionados con el visado cuando sea necesario, si hay que ponerse vacunas, asesorando sobre los posibles riesgos sanitarios y de seguridad en el país de destino.

Y, en este sentido, aunque viajar hoy en día sea mucho más fácil y rápido, siempre pueden surgir imprevistos o accidentes y, en estas situaciones, lo que marca la diferencia entre Internet y una agencia es la asistencia y la experiencia de esta última a la hora de resolver con prontitud cualquier problema, ya sea un vuelo retrasado o cancelado o un accidente más grave. Muchos viajeros no están preparados para afrontar los imprevistos y, en muchos casos, ni siquiera se molestan en contratar un seguro.

Si se reserva a través de una agencia, no sólo se compra un seguro con su paquete, sino que la propia agencia está obligada por ley a asistir a sus clientes hasta que regresen a casa, y en cualquier caso la asistencia se presta también con el objetivo de fidelizar al cliente y atraerlo para que vuelva a reservar. Incluso ofrecen consejos esenciales para mantener la casa segura en vacaciones.

Así pues, la elección de la agencia es esencial cuando se viaja en grupo, ya que la agencia no sólo puede reservar todas las plazas necesarias en el mismo vuelo, al mismo precio e incluso cerca, sino que a menudo utiliza guías o animadores turísticos in situ que pueden acompañar en las distintas excursiones y estarán a disposición para cualquier información o problema que pueda surgir. Esto es muy útil si, por ejemplo, no se habla bien el idioma local o el inglés o si ninguno de los participantes conoce el lugar.

Ventajas de reservar por Internet
Redes sociales y marketing turístico: una combinación en el paraíso digital.

Si se tiene que reservar un simple viaje individual para una o dos personas, Internet puede ser una solución ventajosa para quienes quieran ahorrar dinero.

Esto se debe principalmente a que en la red la oferta es sin duda más amplia e incluye albergues, hoteles, operadores turísticos y empresas de bajo coste con las que la agencia no trabaja y, por tanto, no propone.

En general se tiene mucha más flexibilidad porque reservando con agencias de viajes tienes una política de cancelación mucho más rígida y restringida en comparación con las reservas hechas directamente con hoteles o empresas.

Consultor de viajes online
Aunque la amplia y variada oferta de Internet puede satisfacer los gustos y necesidades de cada viajero, también puede crear cierta confusión.

La competencia en la red es realmente mucha y esto empuja a los operadores a centrarse en las ofertas que son siempre mejores o que parecen mejores en apariencia.

Hacer malabares en este gigantesco panorama es a veces difícil y por eso han aparecido nuevas figuras, como la del consultor de viajes online, que se apoya en las agencias o turoperadores para la venta de paquetes, pero ofrece un servicio más personalizado.

En realidad, se trata de una evolución de la agencia de viajes, que opera online y ayuda a comprender si el destino es adecuado y realiza toda la búsqueda de paquetes y ofertas que mejor se adapten a las necesidades.

Elegir la agencia adecuada
Para saber si debe confiar o no en una determinada agencia o agente de viajes, hay que hacer el mayor número posible de preguntas: si el agente es competente, dará una respuesta clara y precisa a cada una de ellas.

La primera tarea de cualquier agente de viajes es ser capaz de entender qué tipo de cliente tiene delante, por tanto, qué tipo de experiencia de viaje es la más adecuada, y en consecuencia ser capaz de recomendar la mejor solución.

También debe ser honesto sobre la elección del destino, sugiriendo por ejemplo cambiarlo si no se ajusta a las expectativas del viajero. Pero, por otro lado, el agente también debe estar abierto a sugerencias.

“Antes de confiar en una agencia de viajes, hay que informarse de las tarifas de los vuelos o los hoteles en un destino concreto, para saber si los precios que ofrece la agencia se ajustan a los del mercado y si son más o menos ventajosos”.

Fuente Comunicae

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies