Header Ad

Categories

Most Popular

Siglo Futuro otorgó el premio «Valores humanos y culturales» a Elena Guijarro, decana de COACM

4 minutos de lectura para este artículo
/COMUNICAE/

Con gran ilusión, y destacando el agradecimiento a sus compañeros con los que forma equipo al frente del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla La Mancha, la decana recibió el pasado 9 de octubre, por parte de la Fundación Siglo Futuro en su 30 aniversario, el Premio «Valores humanos y culturales»

Este mes de octubre, en el teatro auditorio Buero Vallejo de la ciudad de Guadalajara tenía lugar la Gala 30 Aniversario de la Fundación Siglo Futuro, en la que se hizo entrega de los Premios Fundación Siglo Futuro 2020 a los Valores Humanos y Culturales, siendo una de las galardonadas la decana del COACM, Elena Guijarro Pérez.

“Los premios Siglo Futuro -Valores humanos y culturales- se instituyeron en 1999 para agradecer la trayectoria, a través de su labor profesional o altruista, de personas que hayan destacado dentro de cualquier faceta cultural, social, política, artística, científica o valores humanos”, explica Juan Garrido, presidente de la Fundación Siglo Futuro.

El jurado de este galardón lo conforma el comité ejecutivo y el patronato, cuyos miembros pueden proponer un candidato o candidata de entre los que posteriormente se vota para elegir a los premiados.

“Elena Guijarro era una persona idónea para recibir este premio. Ser la primera mujer en ostentar el cargo de Decana del Colegio de Arquitectos de Castilla – La Mancha, es una singularidad a la que se une el compromiso con temas tan importantes como el urbanismo sostenible, la defensa del paisaje y la humanización del entorno, según mostró en su toma de posesión”, afirma el presidente de la Fundación.

La decana asistió a la gala con muletas por un pequeño percance sufrido esa mañana, pero no quiso perder la oportunidad de participar en la ceremonia. “A pesar de las indicaciones médicas no podía renunciar a estar en el acto de entrega de un premio tan importante para mí”, comenzaba Elena Guijarro en una intervención donde el agradecimiento a los miembros de la Fundación y del jurado, y especialmente a su presidente Juan Garrido, fue lo primero, sin olvidar por un momento que “en la concesión de este premio ha tenido gran peso el hecho estar al frente del Colegio de Arquitectos como primera decana. “Es para mí un verdadero orgullo trabajar para el colectivo” afirmaba Guijarro. “Cuando Juan Garrido me llamó para comunicarme la noticia, no acababa de entender los motivos. Juan me dijo que repasara mi trayectoria y los encontraría. Y la verdad es que después de más treinta años de profesión miro atrás y me doy cuenta de que hay ocasiones en las que ha pesado mucho más el aspecto humano y cultural que las retribuciones económicas”, continuaba Elena Guijarro.

En un breve repaso por su trayectoria profesional, la arquitecta recordó cómo el ayuntamiento de Escariche, su pueblo, fue su primer proyecto nada más salir de la universidad. “Fue un grandísimo reto pero cuando confían en ti pones toda la carne en el asador, e intentas hacer las cosas lo mejor posible. De este primer proyecto, surgió un edificio que sorprendió, y al que prosiguió el centro cultural de la localidad. Lo bonito de aquellos proyectos es que además te implicabas en la manera de conseguir la financiación necesaria para llevarlos a cabo” relataba la arquitecta.

Otro trabajo destacado de la trayectoria de Elena Guijarro, fue primero el anteproyecto y búsqueda de financiación y luego el proyecto del colegio para niños autistas de Guadalajara, de la asociación “APANAG”. “Fue un proyecto muy especial en el que aprendí muchísimo. Un trabajo muy satisfactorio porque son personas maravillosas, con necesidades mucho más importantes que las meramente constructivas”.

Además, también destacó su participación en iniciativas como la recuperación de la Iglesia de Santiago, con el fin de convertir este emblemático edificio, situado en la calle Mayor de Sigüenza, en Centro de Interpretación del Románico de la provincia. “Casi sin saber cómo acabé siendo presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago. Tengo que agradecer a Primitivo Alguacil y a Mª Pilar Martínez Taboada que me llamaran para colaborar en un proyecto que comenzó de la mano de Pilar Hierro y que ahora mismo es casi una realidad. Ha sido un recorrido realmente ilusionante hasta llegar al punto en el que se encuentra actualmente”

A este respecto, Juan Garrido señalaba que “la labor de Elena como presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago destaca no solo por el trabajo de recuperación de un emblemático edificio de la ciudad de Sigüenza, y su futuro uso como centro de interpretación del románico de la provincia, sino también por la celebración en este espacio de importantes eventos culturales”

En 2012, Elena Guijarro fue elegida presidenta de la demarcación de Guadalajara del COACM, en plena crisis, con el gran compromiso que ello suponía. Cuando estaba decidida a dejar los cargos que había ostentado en el colegio se le presentó la oportunidad de postularse al cargo de decana de Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla – La Mancha. “Tengo que agradecer a mi marido y a mis hijos el apoyo incondicional que me han mostrado en cada una de mis iniciativas”, afirmaba Elena, emocionada.

Con respecto a su labor y a sus compañeros en el Colegio, “he encontrado gente muy valiosa en esta aventura, en la que además tengo la oportunidad de trabajar con las administraciones a nivel regional y conseguir hacer cosas importantes. Quiero que agradecer la labor y el esfuerzo de todo el equipo que me acompaña en la importante tarea de estar al frente del Colegio de Arquitectos de nuestra región. A todos y cada uno de ellos, tesorero, secretaria, vicedecana y vicesecretario, y los vocales que son los presidentes de cada una de las demarcaciones, es a quienes quiero dedicarles este premio. Ostentar el cargo de decana me ha dado la oportunidad de aprender y crecer como persona. Además, me ofrece la oportunidad de pertenecer al Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, lo que supone un gran honor y significa conocer a personas excepcionales”, aseguraba la decana.

En una carrera profesional tan amplia, de más de treinta años, hay éxitos, hay fracasos y por supuesto hay proyectos que provocan polémica. “Hay momentos difíciles en los que alguien puede poner en duda tu capacidad profesional. Recibir este premio en estos momentos es un aliciente para seguir luchando por lo que crees que realmente merece la pena, y por eso gradezco enormemente a la Fundación Siglo Futuro esta distinción. No sé si están claros los motivos por los que se me ha concedido este galardón, pero lo que es seguro es que a partir de ahora voy a hacer todo lo posible para ser merecedora de él”. concluía la decana.

Por su parte, el presidente de la Fundación Siglo Futuro, Juan Garrido, se reafirmó en su compromiso con la cultura, la tolerancia, la libertad, el respeto y la igualdad, al igual que en los 30 años de existencia de la Fundación y expresó su agradecimiento a todos los que han hecho posible que la Fundación haya llegado hasta nuestros días.

Fuente Comunicae

¿Te ha gustado este artículo?
¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies