Header Ad

Categories

Most Popular

Una encuesta del COEGI desvela que la condición de mujer marca y condiciona la profesión enfermera

/COMUNICAE/

El 83% de las enfermeras encuestadas consideran que persiste una visión estereotipada y sexualizada de la profesión. Casi 7 de cada 10 han vivido o han sido testigos de comportamientos machistas en el ejercicio de su trabajo y admiten que el ser una profesión de mujeres condiciona el avance de la misma

Así se desprende de la encuesta realizada por el Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (COEGI) con motivo de la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, cita que un 76,38% de las encuestadas considera muy o bastante importante para avanzar en la igualdad.

El Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa ha realizado una encuesta entre sus 5.600 colegiadas para conocer su opinión sobre diferentes cuestiones con motivo de la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer. Un 83,34% de las respuestas apuntan a que en la sociedad actual persiste, mucho o bastante, una visión estereotipada y sexualizada de la profesión enfermera y el 66,67% ha sido testigo o vivido en primera persona durante su desempeño profesional algún comportamiento machista.

Entre estos comportamientos, los que más se repiten son: el mayor respeto y la diferencia en el trato hacia un enfermero por parte de compañeros y pacientes por el mero hecho de ser hombre; los comentarios machistas y sexistas repetidos; referirse a las enfermeras como ‘las niñas, nena o chica’, calificativos que llevan implícitos una merma en el valor profesional; o comentarios inapropiados y alusiones al aspecto físico de la profesional, entre otras situaciones. Así se desprende de la encuesta realizada entre sus colegiadas por el Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (COEGI), con motivo de la conmemoración mañana 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer.

Las respuestas obtenidas reflejan asimismo que para el 70,84% de las enfermeras el hecho de que la profesión esté desempeñada mayoritariamente por mujeres (92% de la profesión en Gipuzkoa lo son), condiciona mucho o bastante el avance de la profesión. Frente a ello, el 50,07% considera que el hecho de ser mujer condiciona mucho o bastante de manera negativa a la hora de elegir a una enfermera para un puesto de responsabilidad en los ámbitos de decisión (un 28,16% cree que afecta poco y 21,12% que no afecta).

En este sentido un 25% considera que sus responsabilidades adquiridas como mujer le han condicionado mucho o bastante para poder avanzar en su carrera profesional (38,89% poco y 36,11% nada).

Un 76% de las enfermeras encuestadas considera que la celebración del 8M es importante para avanzar en la igualdad de género; un 70,83% afirma haber participado en alguna ocasión de las actividades convocadas con motivo del Día Internacional de la Mujer y el 83,33% de las encuestadas se considera feminista.

Las 17 reivindicaciones de la Enfermería en Gipuzkoa para el 8M

En cuanto a su principal demanda para este 8 de marzo, algunos de los aspectos que más se repiten entre lo que las enfermeras solicitan son:

  • «Dejar de ver a la enfermería como una profesión sexualizada/ estereotipada como ayudante del médico».
  • «Que valoren la profesionalidad y la calidad de los cuidados cuando ejercemos nuestra labor asistencial, en lugar de valorar el físico de la enfermera».
  • «Avanzar en igualdad y educación para mujeres con pensamiento machista».
  • «No sentirnos culpables por ser madre y tener ‘hambre’ profesional».
  • «Que no tuviera que existir y no fuera necesario celebrar más el 8 de marzo».
  • «Igualdad y respeto en todos los ámbitos».
  • «Educación, educación y educación».
  • «Respeto como mujer, profesional y persona».
  • «El fin del maltrato hacia las mujeres, que dejemos de tener miedo a una violación o un maltrato físico y/o psicológico».
  • «Mayor equidad en puestos de responsabilidad en el área de dirección sanitaria».
  • «Violencia 0: Que cesen las agresiones y muertes a las mujeres».
  • «Que las mujeres dejemos de sentir miedo».
  • «Mayores medidas para compaginar vida familiar y profesional».
  • «Que se trabajase más por la conciliación familiar».
  • «Exigir a los gobiernos políticas de educación y de prevención».
  • «Romper techo de cristal».
  • Eliminar la brecha salarial. Incluido el escaso avance en derechos que tiene la profesión enfermera por ser una profesión ejercida por mujeres mayoritariamente: «Si fuéramos hombres hace tiempo que hubiéramos conseguido mejoras en condiciones laborales y salariales». 

Fuente Comunicae

¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies