Header Ad

Categories

Most Popular

¿Una piscina bien mantenida puede evitar el covid-19? Por PISCINAS PREMIER

/COMUNICAE/

Piscinas sin Covid-19, ¿es posible? Ya un año viviendo y experimentando esta pandemia de Covid-19 y sus consecuencias en todos los sectores de actividad se ven afectados, pero en el ámbito del deporte y el bienestar se ve especialmente afectado


Con la próxima llegada de la temporada estival, muchas personas se preguntan por el riesgo de contraer el coronavirus en las piscinas.

¿Cómo se comporta el Covid-19 en una piscina? ¿Se puede uno contaminar con el coronavirus en la piscina? ¿Cómo garantizar un baño saludable? En medio de un montón de información, se quiere distinguir lo verdadero de lo falso. Buenas noticias: los riesgos de contaminación son mínimos.

PISCINAS PREMIER líder en fabricación de piscinas de fibra aporta en este interesante artículo como una piscina bien mantenida puede evitar el riesgo de contraer el COVID-19.

Deporte: piscinas limpias, seguras y desinfectadas
En cuanto a la seguridad de una piscina durante el COVID-19, las opiniones difieren. Por un lado, hay quienes piensan que realizar deporte como la natación tienen un alto riesgo de contraer el COVID-19 porque no se utiliza mascarilla y las mucosas están en contacto directo con el agua de la piscina y, por tanto, con otros nadadores.

Por otro lado, hay quienes creen que las piscinas son un lugar seguro para realizar deporte como la natación porque el tratamiento de desinfección del agua mediante la producción de cloro u otros productos químicos elimina todo tipo de virus o bacterias que se encuentren en el agua.

La piscina puede ser perfectamente inmune al covid-19 si se sigue un estricto protocolo de desinfección y mantenimiento:

Tratamiento del agua
El cloro producido de forma natural por un sistema de electrólisis salina o a través de un tratamiento químico no sólo elimina las bacterias, sino también los virus que el ser humano puede transmitir. Por lo tanto, un buen tratamiento del agua de la piscina puede evitar cualquier problema de contagio a través de bacterias y virus, además de mantener transparente el agua de la piscina.

Sin embargo, es importante que todos los demás parámetros del agua de la piscina se regulen correctamente para que el cloro haga su efecto. Lo más importante es que el nivel de pH del agua esté entre 7,2 y 7,7.

El control de los parámetros del agua en las piscinas se realiza a través de herramientas automáticas (controlador de pH, bomba de dosificación automática, etc.), por lo que no hay razón para que los tratamientos no funcionen si se vigila el correcto funcionamiento.

¿Qué dosis de cloro matará a los coronavirus?
Lo más importante es elegir el agente y la concentración adecuados para el tipo de superficie que se va a limpiar. ¿Se tiene previsto desinfectar una piscina?

Según la OMS, la Organización Mundial de la Salud, el cloro en el agua debe ser de 15 mg/min/litro. Este valor es completamente suficiente para eliminar el coronavirus en las piscinas y en las masas de agua más grandes. En el caso de las piscinas rodeadas de césped artificial como las de hidromasaje, los spas y los jacuzzis, el nivel de cloración debe ser mayor que en una piscina típica.

Responsabilidad individual
Es importante tener en cuenta que, más allá del control del agua de la piscina (ya sea en una piscina pública o privada), es responsabilidad de cada persona tomar las medidas de seguridad adecuadas.

Es importante utilizar la ducha antes y después del baño, esto ayudará a eliminar al máximo las bacterias o virus. Además, y como en todas las actividades diarias en un lugar público, es importante evitar el contacto directo y mantener una distancia de seguridad con otras personas en torno a la piscina.

Para mantener el riesgo de contagio mínimo se deben desinfectar otras superficies que puedan haber estado expuestas al coronavirus.

Las superficies más comunes a desinfectar son:

- Manos: Para ello es suficiente un agente de secado rápido que contenga alcohol, cloro o peróxido de hidrógeno (este es el popular peróxido de hidrógeno). Los específicos de este tipo están ampliamente disponibles en supermercados o farmacias.

- Piel: Un desinfectante a base de yodo al 0,5 por ciento es adecuado. También en este caso se puede utilizar peróxido de hidrógeno.

- Membranas mucosas: Por ejemplo, dentro de la boca. Un desinfectante a base de yodo al 0,05% es lo mejor para este propósito.

- Superficie: Por ejemplo, la recepción, los vestuarios, el suelo circundante de la piscina, etc. Un desinfectante que contenga cloro será suficiente. Y el coronavirus será completamente inactivado. Una concentración de 1.000 mg/l será adecuada. También se puede utilizar dióxido de cloro (500 mg/l) o alcohol al 75%;

- Textiles: La ropa de baño o las toallas deben desinfectarse obligatoriamente. Se trata de una precaución necesaria en el uso de las piscinas en polideportivos, instalaciones deportivas, hoteles o balnearios. Los agentes que contienen cloro a una concentración de 500 mg/l o el óxido de etileno serán adecuados en este caso.

- Aire: Se suele utilizar ácido peracético, peróxido de hidrógeno o dióxido de cloro. Las piscinas al aire libre minimizan el contagio al estar sometidas a la circulación constante producida por el viento que evita la concentración de las microgotículas producidas al hablar y por lo tanto concentraciones virales muy bajas.

Si se cumplen estas medidas las piscinas serán lugares seguros donde es posible practicar una actividad física sin riesgo o riesgo mínimo de contagio por Covid-19.

¿Virus y gérmenes en una piscina?
Las piscinas como medios acuáticos son siempre a entornos propicios para el desarrollo de un amplio espectro de bacterias. Estas pueden provocar diferentes gravedades y afecciones como: problemas digestivos, problemas respiratorios (legionelosis, una enfermedad respiratoria potencialmente mortal producida por la bacteria de la Legionella), pero también infecciones cutáneas.

Por eso es esencial vigilar el agua de la piscina ya que indica su nivel de salubridad y poder realizar el mantenimiento correctamente tratado con los agentes químicos como mencionados anteriormente.

El Coronavirus (Covid-19) es un tipo de virus que tiene una envoltura, está envuelta lipídica representa uno de los puntos débiles del virus y sobre el que más fácilmente se puede actuar para impedir la transmisión, esta faceta hace que este tipo de virus (virus de la gripe u otros virus de la familia de los coronavirus) sean frágiles y no sobrevivan lo suficiente en el entorno exterior como para transmitirse en las piscinas.

El virus no resiste eternamente en el agua, aunque es posible que, en determinadas condiciones favorables como baja concentración de cloro, temperaturas elevadas, poca circulación del aire pueda permanecer algún tiempo en la piscina (desde unas horas hasta unos días, dependiendo de muchos factores como el entorno, la temperatura del agua, etc.), se recomienda seguir los procedimientos de tratamiento que se han mencionado anteriormente para eliminar completamente esta posibilidad.

¿Se puede contraer el coronavirus por nadar en una piscina?
Es importante recordar que el Covid-19 es un virus que se transmite de persona a persona, a través de las gotitas respiratorias (microgotículas), es decir, este coronavirus necesita ser transmitido por esta vía a través del contacto con la gotita, o por expulsión (estornudos, tos, etc.) o simplemente al hablar.

Seguramente se pregunta si existe algún riesgo de contraer Covid-19 en su propia piscina, pero el riesgo sigue siendo muy bajo, por las razones mencionadas anteriormente. Sin embargo, para minimizar el riesgo de contraer el virus durante el baño, sólo hay una solución: mantener el agua debidamente desinfectada. No importa si se utiliza cloro o algún otro tipo de tratamiento: lo que importa es tener cierta continuidad en la desinfección de la piscina.

En caso de duda o irregularidad en el tratamiento de su piscina (lo que suele ocurrir antes de la temporada de verano) se debe realizar un tratamiento de químico de choque para mantener un buen nivel de desinfección correcto.

Por supuesto, estos consejos pueden ser válidos para el Covid-19, como para todos los demás tipos de virus y, por supuesto las bacterias.

¿Cómo mantener el agua de la piscina correctamente desinfectada?
El agua desinfectada correctamente puede evitar que el Covid-19 y cualquier otro virus prolifere en su propia piscina, porque permitirá controlar la calidad del agua en todo momento y tomar medidas antes de que sea demasiado tarde.

Los análisis precisos y regulares (hasta 20 mediciones al día), permiten controlar el nivel de desinfección y garantizar un agua de baño saludable para disfrutar de su propia piscina.

Algunas medidas para reducir el riesgo de contraer o propagar COVID-19 en zonas de piscinas
Mientras se encuentre en zonas de baños públicas ya sea en piscinas, parques acuáticos, jacuzzis, etc., se debe:

- Se debe quedar en casa si se tiene algún síntoma relacionado con el COVID-19, si le han diagnosticado con COVID-19, si está en espera los resultados de las pruebas de COVID-19 o si ha tenido contacto reciente con otra persona positiva.

- Llevar mascarilla (una o dos por persona en caso de mojarse), desinfectante de manos con al menos un 60% de alcohol para el uso constante, así como tomar todas las medidas que se ha mencionado anteriormente en este artículo.

Distancia social dentro y fuera del agua
El riesgo está asociado a la permanencia en un grupo de personas, en la proximidad directa de personas infectadas en la piscina. En la superficie del agua es difícil mantener la distancia recomendada, que es de un metro y medio entre las personas que comparten la masa de agua.

Todas las zonas públicas, incluidas las piscinas, los vestuarios o los baños, deben desinfectarse regularmente. Se recuerda de nuevo lavarse las manos con frecuencia, mantener las distancias y utilizar únicamente piscinas químicamente tratadas, de esta forma se podrá disfrutar del baño sin contraer el coronavirus.

No obstante, se recuerda:

- Intentar evitar las zonas abarrotadas de personas.

Uso de las mascarillas

- Utilizar mascarilla cuando no estés en el agua. No se debe utilizar mascarilla en niños menores de 2 años o si se tiene alguna dificultad para respirar.

- Usar mascarilla es especialmente importante si la distancia física es difícil de mantener.

Lavarse las manos con frecuencia
Lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente antes de comer o beber, y al llegar y salir de la zona de baños.

Si no se dispone de agua y jabón, se puede utilizar desinfectante de manos que contengan al menos un 60% de alcohol y frotar las manos hasta que estén secas.

Con suerte este artículo habrá sido de utilidad y habrá podido resolver las dudas habituales que surgirán este verano a todos aquellos que quieran disfrutar del baño en una piscina. El uso de las piscinas no es sinónimo de amenaza, sino una oportunidad para tomar las medidas preventivas y recordar que, dentro o fuera del agua, la pandemia continúa ahí.

Fuente Comunicae

¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies