Header Ad

Categories

Most Popular

Women in the Legal World y The Valley anticipan cómo será el sector legal del futuro

/COMUNICAE/

Women in the Legal World, en colaboración con The Valley y con el patrocinio de Deloitte Legal y Lefebvre, han unido sus fuerzas para dar un salto al futuro del sector legal y el 19 de octubre presentaron en The Place, centro de innovación de The Valley el informe «The Future(s) of Legal: La disrupción imparable de un sector en transición»

El 80% de las empresas de dentro de 10 años hoy no existen. Esto representa una gran oportunidad, por ello, WLW y The Valley, han querido RE-PENSAR cual va a ser ese futuro del sector legal. Con el objetivo de impulsar y motivar a los profesionales y a las empresas del sector, para que se conviertan en líderes de la innovación e impulsores del del cambio. Poque la tecnología lo permite, pero las personas lo consiguen.

El informe «The Future(s) of Legal: La disrupción imparable de un sector en transición» pretende servir de guía de los cambios clave que están afectando al sector legal, para impulsar a todos sus agentes a construir el futuro preferido.

Si se quiere capacitar a los profesionales del sector legal del futuro, se necesita vislumbrar cuales van a ser esos posibles futuros. Para ello, Women in the Legal World, en colaboración con The Valley y con el patrocinio de Deloitte Legal y Lefebvre, han unido sus fuerzas para dar un salto al futuro del sector legal y el 19 de octubre presentaron en The Place, centro de innovación de The Valley el informe «The Future(s) of Legal: La disrupción imparable de un sector en transición».

El informe se ha trabajado bajo la metodología de «horizon scaning» que identifica señales de cambio emergentes a nivel internacional, con potencial impacto en el futuro y junto con el taller de diseños de futuro realizado por expertos del sector. El resultado es una guía de cambios clave que están afectando al sector, que permite detectar oportunidades emergentes y tendencias que determinarán cuál será ese futuro.

Si la computación cuántica, inteligencia artificial (IA), blockchain, web 3.0, machine learning, deep learning, 3d printing, bioprinting, biotecnología, nanotecnología, neurocomputación, realidad virtual, realidad aumentada son algunas de las tecnologías que su capacidad exponencial provoca la disrupción de sectores, el sector legal no es ajeno a ello. De ahí que cada vez se oigan con más frecuencia nuevos conceptos como criptosociedad, criptoestado, criptodivisas, DAOS – organizaciones autónomas descentralizadas, smartcities, smartenergy, life as a service – humanoaumentado, neuroderechos que retan la capacidad cognitiva de todos aquellos que se enfrentan a ellos, incluida la dimensión legal.

El sector legal afronta esta realidad del cambio, de la que el informe «The Future(s) of Legal: La disrupción imparable de un sector en transición» destaca 6 palancas clave:

  • Regulatory rollercoaster. La ingente aprobación de normativa que pretende seguir el ritmo de los nuevos desafíos con nueva normativa incide de pleno en el sector legal. Para hacer frente a estos retos, según Gartner, de aquí a 2026, las empresas triplicarán su gasto en tecnología de inteligencia regulatoria o RegTech superando sustancialmente el gasto actual en inteligencia regulatoria de bufetes de abogados y personal interno.
  • Generative AI revolution. La inteligencia artificial (IA) como tecnología de umbral, especialmente las herramientas de IA generativas como ChatGPT, está provocando un cambio en el sector jurídico. Sin embargo, esta transformación enfrenta desafíos, como la tendencia de las IA generativas a inventar información. Para ello, Lefebvre, se ha convertido en la primera compañía a nivel europeo en ofrecer una herramienta basada en IA generativa especializada en contenido jurídico. Esta solución, que recibe el nombre de GenIA-L utiliza únicamente fuentes de información confiables como legislación, jurisprudencia, doctrina, formularios y sus exclusivos Mementos.
  • Lawyer «in the loop». Los sistemas de IA basados en reglas han automatizado la generación de contratos y documentos a través de preguntas y respuestas. Aunque los modelos lingüísticos de IA más grandes permiten crear lenguaje escrito de manera muy similar a como lo haría un humano. Son muy frecuentes las llamadas «alucinaciones», donde la IA cita casos y precedentes inexistentes. Por ello parece evidente, que el criterio humano es más que nunca, fundamental y necesario para garantizar excelencia y rigurosidad en el sector.
  • Future-ready teams. Surgen nuevos roles y nuevas formas de trabajar en el sector legal, lo que hace imprescindible no solo tener en consideración el reskilling y el upskilling de los profesionales, sino también para atender a las características únicas de los nuevos retos de los clientes. Para atender estos retos, seguirá el auge de los proveedores alternativos de servicios legales, la inclusión de perfiles tecnológicos y de datos en equipos legales multidisciplinares, la contratación on-demand y la IA como coworker.
  • New wave of lawyers. Como consecuencia de una generación emergente de abogados jóvenes, criados en la era digital, se está poniendo el foco en las redes sociales, el metaverso, la reconfiguración de los planes de estudio en las escuelas de derecho y la iniciativa de acercar el mundo legal a la comunidad, así como la promoción del bienestar y la salud mental en el entorno laboral. Para ello, algunas instituciones reconocidas, como el Colegio de Abogados de Inglaterra y Gales, intentan acercarse a esta generación a través de sus canales preferidos, como TikTok.
  • Accelerating innovation. La innovación es clave para responder a las nuevas necesidades de los clientes, por ello, esta surge desde dentro de las compañías. Esta a su vez es impulsada por emprendedores y startups. El pensamiento de diseño centrado en las personas se está empleando en el sector legal para diseñar soluciones y servicios que se adapten mejor a los clientes y sus necesidades. Así el LEGAL DESIGN Y DESIGN THINKING, pretenden crear un futuro en el que los documentos jurídicos no sean barreras para la comprensión, sino puentes que conecten a las personas y les permitan tomar decisiones informadas.

Por encima de todo, si se está interesado en ser un abogado innovador, todavía será un requisito previo el ser un buen abogado. Ben Allgrove – socio responsable innovación en Baker Mackenzie

Informe «The future(s) of Legal: La disrupción imparable de un sector en transición»
Este documento pretende realzar temas clave que son estratégicos para el sector, impulsando y motivando a los profesionales y a las empresas para que se conviertan en líderes de la innovación y puedan ser los promotores del cambio y diseñadores de los futuros en su sector. Este es, sin duda, uno de los objetivos del informe «The Future(s) of Legal: La disrupción imparable de un sector en transición«, presentado por Women In Legal World en The Place, el espacio de innovación de The Valley, colaboradores del evento, con Deloitte Legal y Lefebvre como patrocinadores. Su objetivo es generar un movimiento «Legal Rethinker» que, a través de la movilización de todo el ecosistema legal y visión internacional, consiga crear un nuevo paradigma, con una incidencia positiva en las personas y en el planeta.

Marlen Estévez, presidenta de WLW y encargada de inaugurar el acto ha afirmado que «aunque nos encontramos ante un sector que se percibe como tradicional, la realidad es que está viviendo una profunda transformación, fruto de la tecnología y la IA, pero también de la transformación del talento y de las nuevas formas de trabajar a las que nos enfrentamos. Este informe, por tanto, es muy importante ya que va a servir como guía de estos cambios clave, porque no solo tenemos que adaptarnos, sino anticiparnos al cambio».

La jornada ha continuado con Juan Luis Moreno, director de innovación de The Valley, quien ha destacado que «el futuro no se puede predecir, pero sí podemos identificar indicios de ese futuro en el presente para detectar oportunidades emergentes y tendencias que nos permitan vislumbrar distintos futuros. Es un hecho que el sector legal está abordando una transformación digital y que la IA es la tecnología que más va a impactar en este sector».

Finalmente, Ángel Niño, concejal delegado de Innovación y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, ha concluido el acto declarando que «el abogado actual no va a tener nada que ver con el abogado del futuro. Vamos a llegar a procesos muy automatizados en los que el valor añadido se aporte en sala, no en la redacción de las demandas. Así, el abogado del futuro va a tener dos tareas insustituibles a nivel legal: el alto valor añadido al cliente y va a ser muy bueno en sala, que es donde aportará su valor añadido, porque la gran parte de las demandas y actividades más automatizadas las hará una IA. Por tanto, tecnología va a modificar los puestos de trabajo del sector legal, pero no va a llegar a sustituir a las personas, aunque requerirá una adaptación de la forma de trabajar».

Fuente Comunicae

¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies