Header Ad

Categories

Most Popular

¿Cuál es la mejor época del año para reformar una casa?

Cuál es la mejor época del año para reformar una casa
3 minutos de lectura para este artículo

Elegir el momento adecuado para reformar

Reformar una casa es una operación compleja que no debe hacerse a la ligera. Antes de empezar las obras, hay que determinar una serie de puntos:

  • ¿Qué empresa de reformas integral elegir para realizar las obras?
  • ¿Cuánto dinero hay que presupuestar para realizar las obras?
  • ¿Cuál es la mejor época del año para iniciar las obras?

La decisión de reformar una casa plantea muchas preguntas. Sin embargo, es muy importante elegir el momento adecuado para la reforma de tu vivienda con el fin de minimizar los retrasos y los costes imprevistos que puedan surgir.

En este artículo nos centraremos en la cuestión del momento ideal para iniciar las obras. Es un dato que tiene cierta importancia en que condiciona la buena realización de la reforma proyectada.


El clima es el factor determinante para iniciar el proyecto

En condiciones climáticas adversas, las reformas integrales de una vivienda pueden ralentizarse considerablemente o incluso detenerse por completo hasta que el clima mejore. Este es el momento más frustrante para quien ya se ha comprometido con la obra.

Desgraciadamente, no se puede hacer nada más que esperar a que pase el mal tiempo. Por ello, es importante que investigues para saber cuáles son las condiciones climáticas ideales. Hay que intentar anticiparse lo más posible a los periodos de mal tiempo para evitar retrasos importantes.

Ten en cuenta que el clima puede causar tantos retrasos como la lluvia, al igual que el viento y la humedad extremos. Por supuesto, la naturaleza no siempre sigue sus planes y siempre puede darse mal tiempo, no importa cuándo se inicie la obra.


Elegir el momento adecuado para reformar

La reforma integral de una vivienda lleva una media de seis a doce meses, dependiendo de varios factores. Como, por ejemplo, la complejidad y el tamaño de la casa que se vaya a reformar, de las condiciones meteorológicas, de la disponibilidad de suministros y de ciertos problemas que se encuentren en la reforma.

Reforma en invierno

El invierno es la época menos recomendada para poner la primera piedra para la reforma de una casa.

En primer lugar, la estación fría no permite verter las losas de hormigón en las mejores condiciones. De hecho, la solidez y la durabilidad del hormigón sólo pueden garantizarse si la temperatura es de al menos 10 °C. Esta temperatura debe mantenerse durante 72 horas después de la instalación del hormigón.

Según los expertos en reformas explican que es necesario un curado de al menos 5 días, con una temperatura de 21°C, para que el hormigón esté bien fortificado. Además, los periodos invernales con sus temperaturas  bajas, no son indicados para iniciar la reforma de la casa, y en particular de sus cimientos de hormigón.

Igualmente, la reforma de los muros no puede realizarse en condiciones óptimas en invierno. De hecho, esta etapa requiere un clima muy seco para evitar problemas de condensación que puedan afectar a la resistencia de los muros que se están reformando.

Inevitablemente, el invierno puede provocar retrasos debido al tiempo húmedo. Sin embargo, es mejor pasar por una estación extrema que soportar las duras condiciones de dos estaciones a la vez, incluyendo el invierno y el verano.

Empezar en invierno significa días más cortos y, por tanto, menos horas de trabajo para la reforma. La mayoría de las empresas de reformas integrales tienen la agenda más disponible durante los meses de invierno y tienen menos trabajos.

Elegir el momento adecuado para reformar


Reformar en otoño – primavera

El otoño al igual que la primavera, son el momento indicado para hacer la mayoría de las reformas. La temperatura es favorable para muchos materiales, lo que facilita la contratación de personal y servicios.

Mucha gente está de acuerdo en que el otoño y la primavera son los dos mejores momentos para empezar a reformar su casa. Durante estos periodos, el calor sofocante del verano ya no está presente, lo que permitirá a los obreros trabajar más tiempo.

Además, al comenzar la reforma en primavera u otoño, se asegura de terminar los aspectos exteriores de la construcción una vez que llegue el invierno. Así, el periodo de invierno se dedicará simplemente a los trabajos interiores, como la instalación de placas de yeso, puertas interiores, suelos, zócalos, la fontanería, el alicatado, el enlucido, la deshumidificación, la instalación de pladur,  parqué, la distribución del baño, la cocina, etc. para evitar problemas mayores cuando llegue el invierno. Por lo tanto, los artesanos dispondrán de las largas jornadas de invierno para realizar estos trabajos que, a veces, llevan mucho tiempo.


Reformar en verano

El verano es un periodo ideal para poner en marcha la obra de tu casa. Ya que se garantiza que el hormigón durante este periodo será muy resistente debido a las elevadas temperaturas. Además, esta estación seca también garantiza tener paredes no expuestas a fenómenos de condensación.

Por otro lado, empezar a trabajar en verano puede causar problemas a los trabajadores, que se verán obligados a trabajar con un calor intenso. En particular, esto puede ralentizar el progreso de la obra, ya que los trabajadores limitarán su tiempo de trabajo.

La reforma de la vivienda de tus sueños puede ser un momento estresante y siempre habrá contratiempos inevitables en la reforma. Sin embargo, investigando un poco y planificando el momento ideal para empezar, puede minimizar los días de trabajo perdidos y los retrasos.

4.8/5 - (26 votos)
4.8/5 - (26 votos)

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado.*

    5 × 2 =

    INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies