Header Ad

Categories

Most Popular

Conmoción en El Molar: «Noelia de Mingo estaba enajenada, no soltaba el cuchillo después de atacar»

1 minuto de lectura para este artículo

Superada la sorpresa inicial, la conmoción se ha adueñado del pequeño cruce de calles donde la enfermera ha vuelto a atacar 18 años después. Presa de los nervios, los trabajadores del supermercado Unide Market rememoraban lo ocurrido, con la orden velada de no hacer declaraciones de puertas para afuera.

Poco antes del mediodía, Noelia ha acuchillado primero a una cajera (la más grave de las dos víctimas) en el interior del establecimiento. Después, ha ido directa a por la dueña, Pilar, quien ha intentado refugiarse en la farmacia de enfrente. «Se ha tropezado y ha sido ahí cuando se le ha tirado encima», rememoran dos vecinas.

Totalmente enajenada, Noelia de Mingo ha avanzado unos metros con el cuchillo en la mano, lo que ha ocasionado varios minutos de pánico. «Le han gritado varias veces que tirase el cuchillo, pero no hacía caso», asegura otro testigo. Tal ha sido el temor, que algunos comercios cercanos se han visto obligados a echar el cierre.

No ha sido hasta la llegada de la Policía cuando la enfermera ha sido reducida. Según comentan algunos residentes de El Molar, la vida de la condenada a 25 años de internamiento psiquiátrico por acuchillar a ocho personas en abril de 2003 en la Fundación Jiménez Díaz era especialmente tranquila, después de que en 2017 quedara en libertad.

Varios guardias civiles, a las puertas del supermercado donde se inició el ataque

Guillermo Navarro
A las 7 de la mañana salía a pasear junto a su madre; también era frecuente que acudiera sola a hacer la compra al mismo supermercado de la doble agresión; e incluso acudía a misa los domingos. «Su madre iba a la iglesia todos los días, pero a ella la solíamos ver sola en el banco», apunta un matrimonio de avanzada edad.

Lo cierto es que nadie en la localidad esperaba una reacción así. La especulaciones sobre la toma de medicación han comenzado a correr como la pólvora. «Era la madre la encargada de controlarla, pero apenas salía de casa», sostienen la mayoría de personas consultadas. Otras, en cambio, ni siquiera sabían reconocer a la enfermera. Noelia ha sido trasladada al cuartel de la Guardia Civil de El Molar.

¿Te ha gustado este artículo?
¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies