Header Ad

Categories

Most Popular

La importancia de la limpieza del agua de las piscinas

La importancia de la limpieza del agua de las piscinas
3 minutos de lectura para este artículo

Lo que necesitas saber sobre la calidad del agua de la piscina

Refrescante y vigorizante, el agua es el elemento principal de una piscina independiente de su material de fabricación.

Qué placer es sumergirte en el agua en los días de calor, para nadar o relajarte, este placer se refleja obviamente cuando el agua de tu piscina es de perfecta calidad. Afortunadamente, basta con un poco de mantenimiento para que estos momentos de baño sean inmejorables.

Hemos recurrido a PISCINAS PREMIER, empresa especializada en la fabricación de piscinas de fibra, nos ofrece en este artículo algunos cuidados que hay que tener presente para mantener el agua de la piscina perfectamente.


¿Cómo tener un agua de piscina de buena calidad?

Es muy inteligente hacer todo lo posible para que el agua de tu piscina se mantenga en perfectas condiciones. La calidad del agua depende, sobre todo, del sistema de filtración de la misma, que debe funcionar continuamente, o al menos 10 horas al día.

El agua de la piscina se contamina rápidamente con bacterias e impurezas, sobre todo humanas (sudor, saliva, etc.), que deben ser eliminadas constantemente. La instalación de equipos para filtrar el agua de tu piscina (skimmer, bomba, etc.) se estudia en función del tamaño de la estructura. Por ejemplo, la piscina debe estar equipada con un skimmer por cada 25m3 de agua.

El equipo debe limpiarse regularmente para que siga siendo plenamente eficaz. Estas acciones garantizarán que el agua de tu piscina sea de la máxima calidad.

¿Cómo tener un agua de piscina de buena calidad?


Ecología y ahorro: el agua de tu piscina debe ser sostenible

Aunque puede ser necesario vaciar parcialmente el agua de tu piscina al invernarla, no es aconsejable hacerlo completamente, ya que el agua protege su estructura de las inclemencias del tiempo. Sólo debes llenar tu piscina una vez al año y durante mucho tiempo: es el mantenimiento regular del agua de tu piscina es lo que te permitirá ahorrar dinero. Al contrario de lo que podrías pensar, una piscina consume muy poca agua, son buenas noticias para el medio ambiente y para su presupuesto.

Que acciones se pueden tomar para ahorrar más agua:

  • Evita o repara rápidamente las fugas, por muy pequeñas que sean
  • Cubre tu piscina con una lona para evitar que el agua se evapore demasiado, la cubierta de la piscina también ayuda a mantener una buena temperatura del agua

Criterios de calidad del agua limpia de la piscina

Diversos factores afectan la calidad del agua de tu piscina y es esencial que estén controlados.

El análisis es el primer paso en el tratamiento del agua de la piscina y debe hacerse semanalmente, la calidad del agua, pero también su vida útil y la eficacia de tus instalaciones dependen del equilibrio entre la dureza, la alcalinidad y el pH de tu piscina:

  • La dureza del agua de la piscina: Representada por el título hidrotimétrico o grado de dureza, indica su concentración de calcio y magnesio (o caliza). El TH debe estar entre 10 y 20°.
  • El pH del agua de la piscina: Define la acidez del agua, el agua de una piscina debe tener un pH neutro o incluso ligeramente básico: 7,4 es el nivel ideal.
  • La alcalinidad del agua de la piscina se da en términos de contenido de alcalinidad total e indica la concentración de iones de carbonato y bicarbonato.

También es importante controlar los niveles de cloro o el contenido de sal del agua de tu piscina si utiliza un electrolizador. Todos estos índices varían en función de diferentes parámetros como la temperatura del agua, el revestimiento (por ejemplo si es una piscina de poliéster o de fibra), la cantidad de luz solar, etc.

Algunas variaciones son visibles a simple vista, como el color del agua de la piscina o su claridad. Por ejemplo, si el agua de tu piscina es verde y los lados de la piscina están resbaladizos, probablemente estén creciendo algas.

Como es esencial que el agua de tu piscina siga siendo de buena calidad, todos estos elementos deben regularse con los productos adecuados.

Criterios de calidad del agua limpia de la piscina


Tratamiento y mantenimiento del agua de tu piscina

Para tener el agua bien tratada en todo momento

El agua de la piscina debe desinfectarse para garantizar un baño seguro y limpio y evitar el desarrollo de algas. Los productos para tratar el agua de la piscina han evolucionado: hoy en día, apenas son necesarios 20 minutos de tratamiento a la semana, con un presupuesto mínimo.

El cloro, el bromo o la electrólisis salina son productos eficaces para desinfectar e higienizar el agua de tu piscina. El cloro sigue siendo el más popular por su precio, pero el bromo tiene algunas ventajas, especialmente para las pieles sensibles: no irrita los ojos ni la piel. Por último, la electrólisis salina es un método sin productos químicos para tratar el agua.

La limpieza y el mantenimiento del agua de la piscina pueden realizarse de forma manual (aspiradores) o automática (limpiadores hidráulicos o eléctricos). Si instalas un sistema de limpieza automático, sólo tienes que recordar de cambiar las dosis y rellenar los productos.


Temporadas e invernada de una piscina

La preparación para el invierno de una piscina es una intervención importante porque permite preservar todas tus instalaciones durante el invierno. La hibernación se prepara cuando la temperatura exterior desciende a 12°C. Cuanto más tardes en invernar tu piscina, más fácil será mantener la calidad del agua.

Sin embargo, hay que tener cuidado con el riesgo de congelación. Si el agua en movimiento no se congela, nadie está a salvo de sorpresas desagradables. Para ello, existen dos métodos:

La hibernación total consiste en interrumpir completamente el filtrado y el tratamiento del agua de tu piscina e instalar una cubierta de hibernación en la piscina. En una región donde los inviernos son muy fríos y el agua puede congelarse fácilmente, esta solución es imprescindible.

La hibernación activa significa seguir manteniendo tu piscina pero de forma menos intensiva. Este método de hibernación «a cámara lenta» permite un rápido reinicio después de la primavera.
Al principio de la temporada, hay que poner la piscina en orden: comprobar que todas las instalaciones son operativas, eventualmente hacer un tratamiento de choque con desinfectante (cloro u otro).

4.7/5 - (34 votos)

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    16 + 15 =

    INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies