Header Ad

Categories

Most Popular

Consejos profesionales para el cuidado del cabello

Consejos profesionales para el cuidado del cabello
5 minutos de lectura para este artículo

Cómo hidratar el cabello: guía completa de lo que hay que hacer

Cuidar tu cabello puede ser a veces un verdadero dolor de cabeza, pero para tener un cabello hermoso la fase de cuidado es fundamental.

Es necesario elegir una rutina que se adapte a tu cabello, mascarilla, champús, rutinas capilares, etc. Ten en cuenta que para cada cabello sea liso, rizado o incluso encrespado, existen varios tratamientos capilares para tratar cada uno de ellos.

Rembrandt peluquería en Arturo Soria, nos ofrece consejos en este artículo para el cuidado del cabello. Ten en cuenta que para tener un cabello más bonito y  más sano, lo mejor es seguir los consejos expertos cualificados para tener una bonita melena.


¿Cómo hidratar tu cabello con una buena rutina capilar?

Para algunas personas, la hidratación del cabello puede parecer un reto. Hay muchas razones para ello: falta de paciencia, desconocimiento o desesperación después de usar mil y un productos. Sin embargo, vamos a empezar con una buena base para que aprendas a hidratar tu cabello paso a paso.


Diferencias entre hidratación y nutrición

Cuando se trata de cuidar el cabello, hay algunas diferencias que debes conocer. Si quieres adoptar una rutina capilar adecuada, debes conocer la diferencia entre hidratar y nutrir tu cabello. De esta manera, sabrás cómo tomar las medidas necesarias para mantener tu cabello sano.

Al igual que el cuerpo, necesitamos nutrirnos y beber agua, para el cabello, es exactamente lo mismo. Lo más importante es encontrar un equilibrio evitando los excesos y las carencias.

Por definición, la noción de hidratación del cabello se refiere al aporte de agua que necesita el cabello. En cuanto a la nutrición, se trata de un cuidado a base de proteínas para mantener la elasticidad de la fibra capilar.

Los cabellos que carecen de hidratación no son estéticamente agradables. Le falta flexibilidad, definición y es muy seco, para evitarlo, es necesario hidratar el cabello con ingredientes como el aloe vera, por ejemplo.

En cuanto a la falta de nutrición, tu cabello estará quebradizo y sin brillo. Además, el cabello que carece de nutrición también está muy dividido. Para nutrir tu cabello, favorece los baños de aceite y los champús suaves, incluso los veganos.

Diferencias entre hidratación y nutrición


¿Cómo crear una buena rutina capilar?

Como sin duda habrás comprobado, una buena rutina capilar debe adaptarse para cada cabello. Si estableces una rutina de cuidado del cabello regular e inadecuada, perderás mucho tiempo y dinero. Cada cabello es diferente, por no hablar de que todos tenemos texturas diferentes. En otras palabras, hidratar y nutrir el cabello significa ser constante. Para encontrar esta consistencia, es necesario conocer la porosidad de tu cabello.

La porosidad se refiere a la capacidad del cabello para absorber agua y, por tanto, cuidarlo. Este elemento es fundamental para crear una rutina capilar. Para continuar en esta dirección, nos centraremos en los cabellos de baja y alta porosidad.

El cabello de baja porosidad suele ser brillante y seco. Las escamas de la fibra capilar están cerradas y los productos de cuidado no pueden penetrar en ellas.

Por otro lado, el cabello con alta porosidad tiene escamas muy abiertas, lo que facilita la penetración de los productos de cuidado. Sin embargo, esto tiene una desventaja, ya que los productos de cuidado se evaporan fácilmente.

En otras palabras, es importante abrir las escamas del cabello de baja porosidad para permitir que el tratamiento penetre, y cerrar las escamas del cabello de alta porosidad para retener el tratamiento.

Para determinar la porosidad de tu cabello, coge una sección de cabello limpio, seco y virgen (sin productos de peinado). Colócalo en un vaso de agua y espera unos minutos:

  • Si la hebra flota en la superficie del agua, tu porosidad es baja.
  • Si el cabello cae al fondo del vaso, tu porosidad es alta.
  • De hecho, es posible que el mechón de cabello flote en medio del vaso, por lo que tiene una porosidad normal y puedes continuar con tu rutina capilar habitual.

Hidrata tu cabello según tu nivel de porosidad

Ahora es el momento de adaptar tu rutina capilar, esto implicará hidratar y nutrir el cabello. Tanto si tienes un cabello de baja como de alta porosidad, hay tratamientos adecuados que harán bien a tu cabello.

Si tienes un cabello poco poroso, opta por productos nutritivos que no apelmacen la fibra capilar. Por ejemplo, evita el aceite de ricino y opta por el aceite de almendras, de coco, de aguacate, etc. Utiliza un gorro térmico para abrir las escamas para permitir que el tratamiento se integre en el cabello. En cuanto a la hidratación, apuesta por el agua y el aloe vera, ¡serán tus mejores aliados!

Ten en cuenta que existen algunos malos hábitos que debes romper. Una alta porosidad significa que tu cabello ha estado expuesto a mucho calor, tintes y decoloraciones de todo tipo. Todo esto ha dañado la fibra capilar y las escamas quedan constantemente abiertas. Por ello, tu rutina capilar debe ser nutritiva e hidratante.

Mantener tu cabello hidratado todos los días, cuando aplicas el champú el agua del último aclarado debe estar fría para cerrar las escamas.


¿Cómo hidratar el cabello a diario?

Ahora ya tienes las principales claves para hidratar tu cabello. A veces, basta con unos pocos consejos para marcar la diferencia y estar en el buen camino.

Pero tener una buena rutina de cuidado del cabello no es suficiente, especialmente si no puedes mantener tu cabello hidratado a largo plazo. Pero no te preocupes, en este artículo aún nos queda algunos secretos por revelar. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a mantener tu cabello hidratado y nutrido:

Paciencia, disciplina y repetición

Una de las reglas de oro es la paciencia y la disciplina. Para mantener el cabello hidratado, hay que confiar en la repetición y la regularidad.

Una buena rutina capilar sólo requiere de 5 a 10 minutos al día. Pueden pasar varios días o incluso semanas hasta que se vean los primeros resultados. Pero no te preocupes, la transformación sigue en marcha.

Crea un protocolo y desarrolla buenos hábitos para hidratar tu cabello

Este segundo consejo va en la misma línea que el primero.

Para conseguir un cabello bonito, brillante y flexible, crea un pequeño protocolo diario para ti. No dudes en poner tus productos a la vista cuando vayas al baño cada mañana. De esta manera, estarás combinando el cuidado del rostro y del cuerpo con el del cabello.

A continuación, cuando hablamos de buenos hábitos, significa eliminar los malos hábitos. Por ejemplo, deja que tu cabello se seque al aire, sin utilizar el secador a menos que tengas prisa. Deja de usar la plancha, evita los tintes y la decoloración.

Algunos consejos para retener la humedad

Cuando se hidrata el cabello, hay que saber que el cuidado que se proporciona no permanece en la fibra capilar para siempre.

De hecho, por eso se recomienda crear una rutina para mantener el cabello hidratado. Sin embargo, hay algunos trucos que te facilitarán hacerlo, al tiempo que maximizan la hidratación que aportas a tu cabello.

Hidratación del cabello según las estaciones

Los cambios de estación también tienen un impacto en el cabello. De una temperatura a otra, es importante aplicar los productos de cuidado adecuados. Aunque tu rutina capilar no cambie mucho, algunos gestos adicionales serán bienvenidos:

  • Verano: El verano, es una época de sequedad, aunque te guste el calor, tu cabello no se sentirá igual. Además, no olvides que los rayos UV asociados al agua del mar o de la piscina pueden ser abrasivos. Para ello, recuerda siempre proteger tu cabello con un aceite.
  • Otoño: En otoño no sólo caen las hojas, no es inusual que se produzca una pérdida o rotura de cabello durante esta temporada. Pero no te preocupes, es perfectamente normal. Utiliza productos de cuidado del cabello nutritivos y ricos en proteínas para fortalecer la fibra capilar y recortar las puntas. Esta rutina también se aplica al invierno.
  • Primavera: es una época de renacimiento, así que piensa en cortarte las puntas y hacer un tratamiento capilar o complementos alimenticios para afrontar el verano.

Hidratación del cabello: errores a evitar

Para facilitar y promover la hidratación del cabello, es importante evitar algunos errores que muchas personas cometen. A veces, estos errores provienen de ideas preconcebidas o de la falta de conocimiento, pero estamos aquí para corregir la situación.

Hidratación del cabello: errores a evitarNo aclarar ni desintoxicar del cabello

La aclaración, también llamada exfoliación capilar, es un paso importante para tu cabello. Se trata de una desintoxicación capilar que se realiza al pasar a la naturalidad, lo que se denomina «transición capilar». Sin embargo, es muy útil y eficaz cuando se realiza cada 2 o 3 meses.

La clarificación es para todos y ayuda a eliminar las impurezas, limpia los residuos de siliconas y otras sustancias químicas. Este protocolo es importante si notas que tu cabello ya no responde a los cuidados.


No analizar la composición de los productos de cuidado

Aunque no seas un experto en la materia, ten en cuenta que la composición de los productos contribuye a la calidad de tus sesiones de hidratación.

A título indicativo, los 5 primeros ingredientes de una composición representan el 95% del producto. Si los ingredientes naturales están en medio o al final de la composición, no compres dicho cuidado hidratante o nutritivo.

Es necesario evitar todos los productos que contengan silicona, sulfatos, aceites minerales (derivados del petróleo). Si esto te parece demasiado complicado, consulta con un peluquero profesional, que enumera y detalla la naturaleza de estos ingredientes.


Utilizar aceite para hidratar el cabello

He aquí un error común que confunde a muchas personas. Los aceites no son agentes hidratantes sino nutritivos, si te aplicas aceite en el cabello como hidratante, no funciona.

La verdad es que los aceites están destinados a sellar la humedad, permiten que el agua permanezca en la fibra capilar para mantenerla. Una vez que hayas aplicado tus cremas hidratantes, termina con un aceite para retenerlo todo. Sin embargo, los aceites son muy eficaces para nutrir el cabello.

Ahora tienes todas las claves para crear tu propia rutina capilar. La hidratación no es tan complicada y estamos seguros de que obtendrás los resultados que buscas. El cuidado del cabello es toda una historia, todos soñamos con tener un cabello hermoso, brillante y flexible como el que vemos en la televisión. La buena noticia es que es posible, siempre y cuando hidrates tu cabello adecuadamente.

4.8/5 - (22 votos)
4.8/5 - (22 votos)

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado.*

    cinco − 3 =

    INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies