Header Ad

Categories

Most Popular

Puertas Abiertas explica cómo afecta la persecución a los niños y jóvenes cristianos

3 minutos de lectura para este artículo
/COMUNICAE/

Más de 340 millones de cristianos sufren altos niveles de persecución y discriminación por su fe. El próximo 19 de enero, se celebra el Lanzamiento de la Lista Mundial de la Persecución, que clasifica anualmente a los 50 primeros países donde los cristianos se enfrentan a la persecución más extrema. Puertas Abiertas, la organización que trabaja para concienciar sobre la persecución mundial y, así, promover el apoyo y la acción entre los cristianos, explica cómo afecta este fenómeno a los niños y jóvenes

A nivel mundial, la persecución y discriminación religiosa a niños y jóvenes se practica mediante la manipulación y el control a corto y largo plazo de las opciones y vías de las que disponen para desarrollar su identidad y su situación futuras. Algunas de las consecuencias que sufren los niños y jóvenes cristianos son las siguientes:

Intentan impedir que la próxima generación edifique la Iglesia. Las comunidades cristianas están en riesgo de verse privadas de la generación joven.

Los hijos de los líderes de iglesias y conversos de al menos 28 países son el blanco de las violaciones, ya que son de los miembros más vulnerables y frágiles de la Iglesia. Es una forma indirecta de castigar a sus progenitores.

La misión del estudio del efecto de la persecución en niños y jóvenes es redefinir la identidad emocional, psicológica y religiosa de estas poblaciones, en una etapa de la vida en la que su identidad está en pleno proceso de desarrollo.

Los tres principales métodos de presión se combinan y complementan: discriminación y acoso en la educación; denegación de acceso a materiales, doctrinas y ritos cristianos; y denegación de acceso a padres cristianos.

Los niños y jóvenes son tratados como mercancías en lugar de considerarlos como individuos y miembros integrantes de sus comunidades con valor intrínseco y derechos humanos individuales.

Sufren un estricto aislamiento. Los niños y jóvenes son víctimas de presiones que les apartan de su familia y comunidad y educación cristiana. Apartar a los niños de sus padres tiene un impacto devastador en su salud mental y física, tanto a corto como a largo plazo

Son especialmente vulnerables los niños y jóvenes cristianos de zonas de conflicto. Los niños de algunos países africanos y latinoamericanos son frecuentemente objeto del reclutamiento militar forzoso, mientras que las niñas de todo el mundo experimentan un alto índice de violencia sexual y matrimonios forzosos.

La discriminación y el prejuicio presentes en la educación son un instrumento poderoso de la persecución. En algunos contextos, son idealizadas las creencias ligadas a identidades nacionalistas y/o étnicas y se les confiere un mayor peso en las escuelas. También, hay niños y jóvenes que se ven sometidos a presiones para participar en oraciones y ceremonias que contradicen su fe cristiana, bajo amenaza de expulsión, violencia y marginación en caso de incumplimiento.

En casos extremos, se les prohíbe la escolarización. Los menores no escolarizados son más susceptibles de ser explotados, agredidos y discriminados, y es más probable que se vean forzados a hacer trabajos peligrosos o a casarse prematuramente.

La persecución en contra de su fe cristiana a través de la educación se complementa a través de otras vías como la prohibición al acceso a Internet y redes sociales, obligatoriedad de vestir lo que dicte la religión mayoritaria, denegación de la identidad legal como cristianos, violencia física y psicológica, incluyendo torturas, etc.

A los varones, la mayor amenaza que les afecta es el reclutamiento forzoso por milicias o bandas criminales.

Las mujeres cristianas son especialmente susceptibles de ser víctimas de un matrimonio forzoso y de sufrir violaciones. Durante la pandemia, ha aumentado el número de matrimonios y embarazos infantiles y la incidencia de violencia doméstica.

Hay estudios que demuestran que los niños poseen una capacidad visceral para resistir, adaptarse y sobreponerse ante la adversidad, y la fe fortalece su sentido de identidad y resiliencia.

El reconocimiento, a nivel mundial, de los riesgos de la PREN-PREJ es clave para impulsar a los actores de la fe locales a colaborar con los encargados políticos, para asegurar la libertad religiosa de los niños y jóvenes durante su desarrollo espiritual.

Acerca de Puertas Abiertas
Puertas Abiertas opera en más de 60 países distribuyendo biblias, formando a líderes de las iglesias, ofreciendo ayuda práctica y humanitaria, y apoyando a los cristianos perseguidos por su fe. En España, Puertas Abiertas trabaja para concienciar sobre la persecución mundial y, así, promover la oración, el apoyo y la acción entre los cristianos.

Su propósito es fortalecer y preparar a cualquier miembro del cristianismo que esté viviendo en condiciones difíciles o que esté siendo perseguido debido a su fe, y alentarlos a involucrarse en la evangelización del mundo.

Puertas Abiertas España
Puertasabiertas_es

Fuente Comunicae

¿Te ha gustado este artículo?
¿Te ha gustado este artículo?

INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies