Header Ad

Categories

Most Popular

¿Quién puede convertirse en wedding planner?

¿Quién puede convertirse en wedding planner?
3 minutos de lectura para este artículo

El papel de un organizador de bodas puede parecer a veces difícil de definir

El trabajo de wedding planner es una combinación de diferentes habilidades profesionales: capacidad de organización, creatividad, decoración, sentido del detalle, iniciativa, capacidad de gestión, diseño, ser diplomático, etc.

En esta oportunidad hemos recurrido a VIVIANA TUESTA wedding planner y nos ofrece en este artículo como te puedes convertir en un organizador de bodas profesional, reconocido y seguro para demostrar este increíble talento en términos concretos.


¿Qué significa realmente convertirse en wedding planner?

Wedding planner se trata de un gestor de proyectos de eventos especializado en el sector de bodas. Es madera de ofrecer un servicio de apoyo a los novios (en forma de asesoramiento o coaching).

Su función es permitir a los futuros esposos externalizar toda la preparación, organización y logística de su boda. Lo que realmente agradecen los novios es el hecho de que se liberan de todas las tareas tediosas al contar con un profesional en el sector, ya que los novios hacen propuestas, pero ten en cuenta que son ellos los que tienen la última palabra.

¿Qué significa realmente convertirse en wedding planner?


¿Cuáles son las claves para ser wedding planner?

Algunas personas entran en el negocio de la organización de bodas después de haber organizado su propia boda, y haber disfrutado de la experiencia, pero esto no es en absoluto un requisito previo para establecer tu propio negocio.

Aunque hayas organizado una ceremonia de boda inolvidable, debes ser consciente de que organizar bodas para varias personas en el mismo mes, atender a las demandas de muchas parejas de novios y gestionar varios proveedores al mismo tiempo, por no hablar de la compra de diversos productos y materiales, es una realidad totalmente distinta.

La clave de este trabajo es tener siempre los pies en la tierra y, sobre todo, tener mucha visión de futuro.

Las bodas suelen ser eventos grandes y complejos, ya sea por mal tiempo o que un proveedor no se presente en el último momento, hay que ser muy lógico y organizarse para tener un respaldo para cualquier inconveniente.

Al realizar cursos de formación te deberían enseñar todo lo que necesitas hacer o tener para no olvidarte de ningún detalle en el «gran día».


Un wedding planner está siempre disponible

Sabiendo que, cuando estás en medio de una semana antes de una boda, nunca puedes ausentarte.

Este período suele ser incluso propicio para diversos cambios sobre todo en el plan de mesa, ¿por qué? Pues porque los invitados deciden en el último momento o asistir o no, o bien venir acompañados cuando no estaba previsto.

Un wedding planner está siempre disponible


Trabajar como wedding planner es un trabajo a tiempo completo

El día de la boda, tendrás que asegurarte de que se respetan los plazos. En algunos casos, el alquiler de un salón de fiestas, el propietario pide que se devuelva el salón a una hora determinada y, por tanto, tu wedding planner no se puede ir hasta que se haya marchado el último invitado.


Un wedding planner lleva todo tipo un equipo de emergencia

Un kit de emergencia especial para bodas puede tener su peso.  Y, sin embargo, ¡siempre hay algo que se puede añadir! No se trata sólo de unas horquillas o un bote de laca. También hay que estar preparado para proporcionar cualquier cosa relacionada con la boda que un proveedor pueda haber olvidado.

A veces, algunos planificadores tienen que idear un plan de reserva para las decisiones de última hora tomadas por los novios, repentinamente beatificados por la creatividad.


Un wedding planner es un verdadero comercial

Como hay que negociar con muchos proveedores y propietarios de locales, vale la pena tener experiencia y habilidades comerciales y un buen sentido de los negocios.

La comunicación y las habilidades interpersonales son extremadamente importantes para ser wedding planner. Especialmente en el ámbito comercial, ya sea para vender tus servicios o para gestionar tu imagen y publicidad. La creación de redes sociales y de una página web es una solución para el éxito de tu negocio.

Un wedding planner es un verdadero comercial


Un organizador de boda es un buen comunicador

En tu formación también te proporcionan los elementos básicos para comunicarte con el fin de darte a conocer. Esto es muy importante para el desarrollo de tu negocio porque sin publicidad no tendrás clientes. Debes seleccionar en función de tu objetivo y tu área de trabajo (¿Dónde están tus futuros novios? ¿Quiénes son? ¿Cómo llegar a ellos? Esta es la cuestión más importante porque no es necesariamente el apoyo especial de la boda que será el más ideal para comunicarte.


Un wedding planner tiene tantos talentos que expresar

Aunque las habilidades administrativas y organizativas son esenciales, también hay que conectar con los demás a nivel humano.

Las bodas pueden ser estresantes y ser capaz de tranquilizar a la gente y ganarse su confianza es absolutamente esencial. Te convertirás en un nuevo mejor amigo, pero también un asesor y asistente personal de los novios.


¿Para quién es esta profesión?

Aunque la profesión suele ser ejercida mayormente por mujeres, el porcentaje de hombres está aumentando en los últimos años. Así que, si eres hombre y estás leyendo este artículo y te interesa esta profesión, no descartes esta profesión bajo ningún concepto.

¿Sólo tendrás que seguir la formación adecuada para entenderlo mejor?

Hay que tener en cuenta que los primeros años son los más difíciles para desarrollar tu negocio y vivir con relativa tranquilidad, pero esto es cierto para todas las nuevas empresas.

A menudo, el inicio de la actividad es bajo el estatus de autónomo, debido a que el volumen de negocio sigue siendo limitado. Pero habrá que saber pasar a otro estatus, esperemos que sea lo antes posible. Esto sería una señal de que la facturación está aumentando considerablemente. La formación también cubre el capítulo del estado de tu empresa, asegúrate de que se proporcional.

El mayor error que puede cometer un wedding planner es elegir a los proveedores más baratos. Todo con la esperanza de ahorrar dinero. Al final, lo más barato en ocasiones suele ser caro.

Además, no dudes en formarte para adquirir los reflejos adecuados y los conocimientos esenciales para ejercer esta profesión de forma profesional.

La organización de bodas es un trabajo real que se puede aprender. Así que dedica el tiempo necesario de hacer una buena formación.

4.8/5 - (22 votos)

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    1 + 11 =

    INFORMADRID utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies